Ir al Inicio
ORÍGENES DIRECTIVOS ACADEMICOS NOTICIAS LA ACADEMIA CONTACTO

 

 

 

 

 

 

Índice:


 

 

            

PLURAL DE LAS SIGLAS: LAS ONG, UNOS DVD (regresar al índice)

En español, las siglas son invariables en la lengua escrita, es decir, no modifican su forma cuando designan más de un referente. El plural se manifiesta en las palabras que las introducen o que las modifican: varias ONG europeas, unos DVD, los PC. Por eso es recomendable utilizar siempre un determinante para introducir la sigla cuando esta ha de expresar pluralidad: La medida ha sido apoyada por diferentes ONG del país; ¿Con cuántos PC portátiles podemos contar?; Tengo muchos CD de este tipo de música.
Debe evitarse el uso, copiado del inglés, de realizar el plural de las siglas añadiendo al final una s minúscula, con o sin apóstrofo. Por lo tanto son incorrectas: PC’s, ONG’s, PCs, ONGs, etc.

REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Consultas Lingüísticas (Preguntas más frecuentes)
www.realacademiaespañola.es


 

 

 

 

 

TILDE EN LAS MAYÚSCULAS (regresar al índice)

Las letras mayúsculas deben escribirse con tilde si les corresponde llevarla según las reglas de acentuación gráfica del español, tanto si se trata de palabras escritas en su totalidad con mayúsculas como si se trata únicamente de la mayúscula inicial: Su hijo se llama Ángel; ADMINISTRACIÓN, ATENCIÓN, POR FAVOR.
La Real Academia Española nunca ha establecido una norma en sentido contrario.
La acentuación gráfica de las letras mayúsculas no es opcional, sino obligatoria, y afecta a cualquier tipo de texto. Las únicas mayúsculas que no se acentúan son las que forman parte de las siglas; así, CIA (sigla del inglés Central Intelligence Agency) no lleva tilde, aunque el hiato entre la vocal cerrada tónica y la vocal abierta átona exigiría, según las reglas de acentuación, tildar la i.

 

REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Consultas Lingüísticas (Preguntas más frecuentes)
www.realacademiaespañola.es


 

 

 

 

 

DE 2009 O DEL 2009 (regresar al índice)

En la datación de cartas y documentos, el uso prefiere, desde la Edad Media, expresar los años sin artículo: 8 de enero de 1681; En Asunción, a 19 de diciembre de 1999.
Esta es, por tanto, la fórmula recomendada en el caso de la datación de cartas y documentos para indicar los años a partir del 2000: Caacupé, 9 de abril de 2009.
Esta recomendación no implica que se considere incorrecto utilizar el artículo en estos casos: Caacupé, 9 de abril del 2009.
Naturalmente, si se menciona expresamente la palabra año, resulta obligado anteponer el artículo: 5 de mayo del año 2000.
Cuando se menciona el año 2000 o los años sucesivos en un texto, fuera de las fórmulas utilizadas en la datación de cartas y documentos, se tiende, en el habla espontánea, a usar el artículo delante del año: Este documento fue revisado en febrero del 2002; La inauguración está prevista para el 2010.
Pero también es posible, en estos casos, el uso sin artículo: Este documento fue revisado en febrero de 2002; La inauguración está prevista para 2010.

 

REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Consultas Lingüísticas (Preguntas más frecuentes)
www.realacademiaespañola.es


 

 

 

 

 

TILDE EN LAS FORMAS VERBALES CON PRONOMBRES ÁTONOS: DEME, ESTATE, MIRÁNDOLO, ETC. (regresar al índice)

Las formas verbales seguidas de pronombres átonos (me, te, lo, la, los, las, le, les, se, nos, os) se escriben y se pronuncian como una sola palabra. A partir de la última edición publicada de la Ortografía académica (1999), estas palabras se someten como las demás a las reglas de acentuación gráfica del español, sin constituir ninguna excepción. Así, formas como estate, deme, detente o arrepintiose se deben escribir sin tilde por ser palabras llanas terminadas en vocal; formas como riéndonos, míralas, cállate o decídselo se escriben con tilde por ser esdrújulas; y oíme o sonreírte, por contener hiatos de vocal cerrada tónica y abierta átona (o a la inversa).
También las formas del imperativo de segunda persona del singular, características del habla de la Argentina, el Paraguay y el Uruguay, deben someterse a las reglas de acentuación gráfica del español, tanto si se utilizan seguidas de pronombres átonos como si no. Así, si estas formas se usan sin pronombre añadido, llevan tilde por tratarse de palabras agudas acabadas en vocal: contá, pensá, mirá, bebé, salí; si se les añade un pronombre, dejan de escribirse con tilde por convertirse en palabras llanas acabadas en vocal o en -s: contame, pensalo, miranos, bebelo, salite (pronunciadas [kontáme, pensálo, mirános, bebélo, salíte]); y si se les añaden dos pronombres, se escriben con tilde por convertirse en palabras esdrújulas: contámelo, pensátelo, miránoslos, bebételo.

 

REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Consultas Lingüísticas (Preguntas más frecuentes)

www.realacademiaespañola.es

 

 

 

 

 

MAYÚSCULA O MINÚSCULA EN LOS MESES, LOS DÍAS DE LA SEMANA Y LAS ESTACIONES DEL AÑO (regresar al índice)

Salvo que la mayúscula venga exigida por la puntuación (a comienzo de texto o después de punto), los nombres de los días de la semana, de los meses y de las estaciones del año se escriben en español con minúscula inicial: Nació el pasado martes, 22 de noviembre. En Capiatá, a 6 de mayo de 2009. Esta primavera ha llovido mucho.
Solo se inician con mayúscula cuando forman parte de nombres que exigen la escritura de sus componentes con mayúscula inicial, como ocurre con los nombres de festividades, fechas o acontecimientos históricos, vías urbanas, edificios, etc.: Viernes Santo, Primavera de Praga, plaza del Dos de Mayo, Hospital Doce de Junio.

 

REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Consultas Lingüísticas (Preguntas más frecuentes)
www.realacademiaespañola.es

 


 

 

 

 

 

EL ANGLICISMO EN EL CASTELLANO DEL PARAGUAY (regresar al índice)              

     Aunque el título de este breve estudio es algo pretencioso, lo que buscamos es dar una somera idea de la influencia del inglés en el español de nuestro país.

     Así como cuando el francés tendía su hegemónico manto sobre otros tantos idiomas, incluido, por cierto, el español, resultado del prestigio que había ganado como idioma de la cultura y de la diplomacia,  el inglés lo ha ido desplazando durante las últimas décadas, fruto de la creciente influencia que en el comercio y la política internacionales han ganado primero Inglaterra y luego los EE.UU. de Norteamérica.

     Como idioma de Inglaterra, una de las potencias mundiales del siglo XIX, e igualmente de los EE.UU. de Norteamérica, que se fue afianzando como  uno de los poderes mundiales durante el siglo XX, el inglés se extendió  a todas las latitudes, impulsado, precisamente, por la creciente influencia que la Unión ejercía en todo el orbe.

     Por lo que indicamos en relación con el francés y el inglés, los galicismos, que por algunos siglos constituyeron un estigma cuando como voces y construcciones se filtraban en el castellano,  han recibido la fuerte competencia  de los anglicismos, al punto que la influencia de éstos opacó la de aquéllos.

    En este trabajo no entramos a considerar las actitudes de rechazo o de aceptación con que son recibidos los anglicismos, sólo nos limitamos a señalarlos, dando una que otra referencia sobre ellos.

EL DEPORTE
En el área del deporte, como en tantas otras, se nota la presencia del inglés. Para entrar en materia baste señalar una palabra tan corriente y popular que para la generalidad de las personas no podría ser sino castellana: ´fútbol´. Claro, castellanizada y con los años que lleva dentro de lo que se da en llamar “el cauce del idioma”, pocos son los que se detienen a identificar como su étimo a la voz inglesa football.
Hubo, por cierto, un infructuoso intento por elaborar una voz que reemplazase al anglicismo: así fue acuñada la palabra ´balompié´, calco semántico de la inglesa, que, como queda dicho, no tuvo el éxito esperado, aunque mantiene un lugar en el diccionario académico, y, al fin de cuentas,  sirve para “dar variedad a la expresión”, como diría un profesor de castellano.
Si bien la voz que designa genéricamente el deporte se ha impuesto definitivamente, otras voces inglesas propias del fútbol, y,  en un momento bastante usadas en el ámbito hispánico, han retrocedido y cedido espacio a las españolas correspondientes. Así ocurrió con la amalgama hispano-inglesa centro-forwad´, que terminó en  ´centro delantero´; field, anglicismo que aparece en antiguas crónicas deportivas de nuestro país, ha sido totalmente desplazado por el giro ´campo de juego´, mientras la voz ´cancha´ se refiere a todo el lugar o recinto de juego.

CÓRNER
Aunque la voz castellanizada ´córner´  mantiene vigencia, hoy es más corriente la construcción ´tiro de esquina´. En nuestros días no es corriente si alguna vez lo fue­, el anglicismo goalkeeper, castellanizado como ´golquiper´, totalmente sustituido por ´arquero´. Eso sí, al grito de ´gol´, castellanización del goal inglés, no se le ha intentado buscar sustituto.

REFERÍ
“La hora referí o refere”, exigencia dirigida por algún fanático al árbitro del partido, incluye en su estructura la voz inglesa referee, que ha quedado relegada,  debidamente castellanizada, a algunos usos como el señalado, pues la voz ´árbitro´  está afianzada en el ámbito hispánico en general, y en el Paraguay en particular.
La disputa del juego de fútbol se señala con la voz ´partido´, no con el anglicismo match, que corría en algunas crónicas de vieja data.
Cabe  una aclaración: la voz ´fútbol´, definitivamente asentada a nivel mundial, no es la que designa este deporte en los EE.UU. de Norteamérica, allá lo llaman soccer, voz que –demás está decirlo- no ha tenido eco en los demás países que lo practican.

BÁSQUETBOL
Similar al de ´fútbol´ es el caso de ´básquetbol´, voz  tomada y castellanizada de la inglesa basketball. En este caso tampoco se pudo con el avasallante uso, y hoy la palabra está definidamente asentada en los registros académicos, aunque también, en este caso, la Academia ha elaborado para reemplazarla la palabra ´baloncesto´ que, aunque de escaso uso en el medio deportivo nacional, alterna a veces con la voz de origen inglés.

VÓLEYBOL
El deporte cuyo nombre proviene de la voz inglesa volleyball,  es practicado en nuestro medio desde hace décadas. Del referido anglicismo se ha pasado a la adaptación al castellano como ´vóleybol´, aunque también se ha generalizado la versión abreviada, como la de los títulos periodísticos que transcribimos a continuación: “Paraguay logra un par de triunfos en vóley femenino”(Última Hora, 5/XII/2009, p. 69), y “Alemán conquista primera corona de vóley femenino” (Última Hora, 19/XII/2009, p. 72). El calco español ´balonvolea´ es totalmente ignorado en nuestro medio.

RUGBY
La voz rugby es un anglicismo patente, es decir, ha sido incorporado a nuestras crónicas deportivas con la grafía inglesa. A los que practican este deporte, algunos medios los llaman rugbiers, con combinaciones consonánticas extrañas al español (“Rugbiers traen la medalla de plata”, ABC, 14/XII/2009, p.15).  El  Diccionario de la Real Academia Española, en adelante el DRAE, no lo había registrado en su versión de 2001.  El Diccionario esencial de la lengua española, edición 2006, registra ragbista, término usado en el Área del Río de la Plata y Chile, para designar al jugador de rugby.

GOLF
El exclusivo golf está  en la misma situación que rugby, es decir, la voz ha sido tomada del inglés sin adaptación alguna al castellano, es también un crudo anglicismo (“Golf: Hoy es la fiesta”, Hoy, 28/III/1987, p.47). Derivada de esta voz es la que designa al que practica este deporte: ´golfista´. Ambas voces figuran en el DRAE .

HANDBOL
En el área del deporte figura también el vocablo handball, cuyo calco semántico al español se intentó con ´balonmano´, aunque esta voz no pudo desplazar a la inglesa, que terminó por adaptarse a la grafía española como ´handbol´. Una curiosa denominación de aquellos y aquellas que practican este deporte se encuentra en este título de una crónica deportiva: “Handbolistas ultiman detalles”, Última Hora, 11/III/2010, p.52.

RALLY
La voz rally es corriente en nuestro medio para designar ciertas competencias automovilísticas como el llamado “Transchaco-Rally”. El Diccionario Panamericano de Dudas, en adelante DPD, propone la adaptación gráfica ´rali´, tanto para la voz inglesa rally, como para la francesa rallye. El DRAE lo registra como ´rally´.

HOCKEY
Este es un deporte cuya práctica no está extendida, aunque tiene sus seguidores en nuestro medio. Este anglicismo tiene un lugar en el DRAE.

  Además del deporte, las voces de origen inglés están presentes en otras varias áreas del idioma en nuestro país.

SÁNDWICH
Por ejemplo, en el campo de la alimentación, se ha impuesto el anglicismo patente sandwich, frente a la voz hispana ´emparedado´, muy poco usada en nuestro medio. La voz inglesa, castellanizada, tiene incluso su plural: ´sándwiches´. Viene al caso referir que el origen de esta palabra se remonta a John Montagnu, Conde de Sandwich, cuya afición al ajedrez, las cartas y los dados era tan intensa, que a las horas de las comidas, y para no perder ni un momento de los juegos, se hacía preparar rebanadas de pan entre las cuales disponía que se colocaran pedazos de carne.

ESTRÉS
El anglicismo stress, que agobia tanto a aquellos que tienen como lengua madre al inglés, como a los que no la tienen, forma parte del caudal del idioma desde que ha sido adaptada al castellano como ´estrés´,  y así figura en el DRAE, como en algunos títulos periodísticos: “Estrés, puente entre sicología y medicina”(Hoy, 4/IV/1988,p.56).
“Las investigaciones apuntan a abreviar la duración de los tratamientos, reduciendo el estrés tanto del profesional como también del paciente”(Revista Coomecipar No.152-marzo 2010, p.40).

FILME
La voz inglesa film  ha tenido su contraparte hispánica en ´cinta´, voz  sostenida por celosos guardianes del idioma, aunque, en realidad, en nuestro medio ha prevalecido la voz ´película´. No obstante, al anglicismo de  referencia se le ha agregado una vocal final ´e´ para adaptarla al español. Hoy ambas formas tienen un lugar en el DRAE. Como derivados de ´filme´ figuran en el diccionario académico las voces ´filmación´, ´filmador,ra´, ´filmar´, ´fílmico,ca´.

A FULL
‘A full’ es un giro corriente en el lenguaje coloquial y comercial paraguayo, en el cual figura un anglicismo patente: full. (“A full vendieron  los remedios para yerar”, Crónica, 2/I/2010, p.8).

IMPLEMENTAR-INFLUENCIAR
El verbo ´implementar, que proviene del inglés to implement, ha sido tenazmente resistido por aquellos tachados de “puristas” por los que, naturalmente, se ubican en la acera de enfrente, y alardean de “manga ancha” en cuestiones lingüísticas. Lo cierto es que el susodicho verbo ha sido incorporado al acervo hispánico e incluido en el DRAE. Otro tanto se dio con ´influenciar´, del inglés to influence, que figura como sinónimo de ´influir´.

LÍDER
Aunque el español cuenta con voces como ´caudillo´,  ´jefe´,  ´conductor´, ´guía´, la voz inglesa leader, adaptada fonéticamente al español como ´líder´, ha acabado por imponerse, aunque sin haber desplazado a las hispanas precedentemente citadas.

MÁRKETING
Tanto a nivel académico como de práctica profesional, corre el anglicismo marketing. Para substituirlo se ha propuesto, sin mucho éxito, la voz ´mercadotecnia´, que tiene un lugar en el DRAE.

PARKING
´Estacionamiento´ es el lugar donde las personas dejan temporalmente sus vehículos mientras desempeñan diversas actividades. El anglicismo parking no es de uso corriente en nuestro medio, aunque sí lo es en otras áreas de América Latina. El DRAE trae también la voz ´aparcadero´, tampoco usada en el Paraguay.

ESTÁNDAR
El anglicismo standard, de extendido uso en el español de nuestros días, ha sido adaptado a las características del castellano como ´estándar´, que figura en el DRAE junto con su plural ´estándares´ (“Penélope, estándar de moda de los Oscar”, ABC,3/III/2010, p.43).

SERVICE
Este anglicismo patente es de generalizado uso en nuestro medio para referirse a revisión técnica de automóviles y electrodomésticos en general. Es, como queda dicho, un crudo anglicismo, pues se lo ha tomado  del inglés sin ninguna adaptación al español.

SHORT
La voz inglesa short (plural shorts) ha sido bastante usada en nuestro país durante décadas, aunque últimamente su presencia en el lenguaje coloquial se ha ido debilitando, al punto que hoy su uso no es muy corriente. Han ido ganando espacio las voces castellanas ´pantaloncitos´ y ´pantalones cortos´.

SHOW
Este crudo o patente anglicismo ingresó en nuestro medio con bastante fuerza, aunque la voz castellana ´espectáculo´ ha mantenido sus fueros, y hoy en día es tanto o más corriente que la inglesa. No se ha podido instalar la compuesta showman, pues sus equivalentes ´animador/a´ y ´presentador/a´ son preferentemente usadas. (Millones de personas siguieron en todo el mundo los detalles del show”, ABC,5/XII/2009. p.97).

SKETCH
Los patentes anglicismos sketch y sketchs son de  uso corriente cuando se trata de obras de teatro que se componen de varios cuadros, pasajes o representaciones breves, relacionados o no entre sí.

SHOPPING
Este es otro anglicismo directo o crudo, incorporado al castellano sin adaptación alguna.  Designa a grandes espacios cubiertos en los cuales se concentran variados locales de comercio. La voz ha prevalecido sobre cualquier otra posible denominación de raigambre hispánica. El DPD lo trae como ´shopping center´ y shopping mall´. (“Zuccolillo negociaría compra del 50% del Shopping del Sol”, Última Hora, 15/XII/2009, p. 33).

STOCK
Otro crudo anglicismo de generalizado uso  es stock, aunque con él compite la palabra española ´existencia´ para designar  mercancías que se tienen en depósito. El DPD recomienda la citada voz castellana para reemplazar a la voz inglesa.

ESLOGAN
´Eslogan´ es la castellanización del anglicismo slogan, el cual tiene un plural de uso poco frecuente: ´eslóganes´.

SQUASH
El anglicismo squash designa el deporte caracterizado como tenis de pared.  Un mundial de esta disciplina se realizó en nuestro país si atendemos al siguiente titular periodístico: “Mundial de  squash se juega en Asunción (Última Hora, 9/VII/1988). Es un deporte poco practicado en nuestro medio, y, por ende, la voz poco usada, aunque otro titular del área deportiva de un diario denominaba así a los que lo practican: “Squashistas van al Perú” (Hoy, 28/VIII/1988, p.53).

DELIVERY
La construcción ´reparto a domicilio´, corriente en nuestro medio hace un tiempo, ha sido desplazada casi totalmente por este grueso anglicismo. A la brevedad de la expresión inglesa, se une la supuesta mayor distinción que se alcanza con el vocablo extranjero. Una hoja de propaganda de un café, por demás denominado “Friends”, dice al pie: “Hacemos delivery”, curiosa amalgama hispano-inglesa.

ESNOB
Esta es de acuerdo con el DPD, la adaptación gráfica de la voz inglesa snob, que se aplica a  las personas que imitan con afectación las maneras de aquellos que consideran distinguidos. Se  registra incluso el plural de esta voz como ´esnobs´, con una terminación ´bs´ ajena al español. El DRAE trae también la voz ´esnobismo´

Somos conscientes de que existen muchas otras voces incorporadas del inglés al español, tanto en forma directa, sin modificación alguna,  como otras adaptadas de alguna forma a las características del español, voces que merecen un estudio más amplio y completo, que aspiramos realizarlo con más detenimiento en un futuro próximo.

Para terminar va nuestro  reconocimiento por sus valiosas sugerencias al amigo,  Prof. Alberto Muñoz Aguirre, y a nuestra  hija Silvana Lezcano por la colaboración prestada en la elaboración final de este material.

Julio Lezcano Claude.


 

 

 

 

 

 

Dobles participios: imprimido/impreso, freído/frito, proveído/provisto(regresar al índice)

Los únicos verbos que en la lengua actual presentan dos participios, uno regular y otro irregular, son imprimir (imprimido/impreso), freír (freído/frito) y proveer (proveído/provisto), con sus respectivos derivados. Los dos participios pueden utilizarse indistintamente en la formación de los tiempos compuestos y de la pasiva perifrástica, aunque la preferencia por una u otra forma varíe en cada caso (véase el Diccionario panhispánico de dudas, s/v imprimir, freír, proveer):  Hemos imprimido veinte ejemplares / Habían impreso las copias en papel fotográfico. Nos hemos proveído de todo lo necesario / Se había provisto de víveres abundantes. Las empanadillas han de ser freídas dos horas antes / Nunca había frito un huevo.
No debe asimilarse el caso de estos participios verbales irregulares con el del nutrido grupo de adjetivos procedentes de participios latinos, como abstracto (del latín abstractus, participio de abstrahere), atento (del lat. attentus, part. de attendere), confuso (del lat. confusus, part. de confundere), correcto (del lat. correctus, part. de corrigere), contracto (del lat. contractus, part. de contrahere), tinto (del lat. tinctus, part. de tingere), etc. Algunas de estas formas pueden haber funcionado como participios verbales en épocas pasadas del idioma, pero hoy funcionan solamente como adjetivos y, por lo tanto, no se usan en la formación de los tiempos compuestos ni de la voz pasiva de los verbos correspondientes (no se dice *Han contracto matrimonio o *Son correctos por el profesor, sino Han contraído matrimonio o Son corregidos por el profesor). Por lo tanto, la consideración de estos verbos como «verbos con doble participio» carece de justificación gramatical.

REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Consultas Lingüísticas (Preguntas más frecuentes)
www.realacademiaespañola.es


 

 

 

 

 

Doble negación: no vino nadie, no hice nada, no tengo ninguna(regresar al índice)

En español existe un esquema particular de negación, que permite combinar el adverbio no con la presencia de otros elementos que tienen también sentido negativo.
Los adverbios nunca, jamás, tampoco, los indefinidos nadie, nada, ninguno, la locución en la/mi/tu/su vida y los grupos que contienen la palabra ni aparecen siempre en oraciones de sentido negativo. Si estos elementos van antepuestos al verbo, este no va acompañado del adverbio de negación no:Nunca voy al teatro; Él tampoco está de acuerdo; Jamás lo haré; Nadie lo sabe; Nada de lo que dice tiene sentido; Ninguno de ellos es actor; En su vida lo conseguirá; Ni su padre lo perdonaría. Pero si van pospuestos al verbo, este debe ir necesariamente precedido del adverbio no:No voy nunca al teatro; Él no está de acuerdo tampoco; No lo haré jamás; No lo sabe nadie; No tiene sentido nada de lo que dice; No es actor ninguno de ellos; No lo conseguirá en su vida; No lo perdonaría ni su padre. La concurrencia de esas dos «negaciones» no anula el sentido negativo del enunciado, sino que lo refuerza.

REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Consultas Lingüísticas (Preguntas más frecuentes)
www.realacademiaespañola.es

 


 

 

 

 

 

 

Había muchas personas, ha habido quejas, hubo problemas(regresar al índice)


Cuando el verbo haber se emplea para denotar la mera presencia o existencia de personas o cosas, funciona como impersonal y, por lo tanto, se usa solamente en tercera persona del singular (que en el presente de indicativo adopta la forma especial hay:Hay muchos niños en el parque). En estos casos, el elemento nominal que acompaña al verbo no es el sujeto (los verbos impersonales carecen de sujeto), sino el complemento directo. En consecuencia, es erróneo poner el verbo en plural cuando el elemento nominal se refiere a varias personas o cosas, ya que la concordancia del verbo la determina el sujeto, nunca el complemento directo. Así, oraciones como Habían muchas personas en la sala, Han habido algunas quejas o Hubieron problemas para entrar al concierto son incorrectas; debe decirse Había muchas personas en la sala, Ha habido algunas quejas, Hubo problemas para entrar al concierto.  

REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Consultas Lingüísticas (Preguntas más frecuentes)
www.realacademiaespañola.es


 

 

 

 

 

 

 

Hubieron(regresar al índice)

La forma verbal hubieron es la que corresponde a la tercera persona del plural del pretérito perfecto simple o pretérito de indicativo del verbo haber: hube, hubiste, hubo, hubimos, hubisteis, hubieron.
USOS CORRECTOS:
Esta forma verbal se emplea, correctamente, en los casos siguientes:

  • Para formar, seguida del participio del verbo que se está conjugando, la tercera persona del plural del tiempo compuesto denominado pretérito anterior o antepretérito de indicativo: hubieron terminado,hubieron comido, hubieron salido. Este tiempo indica que la acción denotada por el verbo ha ocurrido en un momento inmediatamente anterior al de otra acción sucedida también en el pasado: Cuando todos hubieron terminado, se marcharon a sus casas; Apenas hubieron traspasado el umbral, la puerta se cerró de golpe. En el uso actual, este tiempo verbal aparece siempre precedido de nexos como cuando, tan pronto como, una vez que, después (de) que, hasta que, luego que, así que, no bien, apenas. Prácticamente no se emplea en la lengua oral y es hoy raro también en la escrita, pues en su lugar suele usarse el pretérito perfecto simple o pretérito del indicativo (Cuando todos terminaron, se marcharon a sus casas), o bien el pretérito pluscuamperfecto o antecopretérito del indicativo (Apenas habían traspasado el umbral, la puerta se cerró de golpe).
  • Como forma de la tercera persona del plural del pretérito perfecto simple o pretérito de indicativo de la perífrasis verbal haber de + infinitivo, que denota obligación o necesidad y equivale a la más usual hoy tener que + infinitivo: El director y su equipohubieron de recorrer muchos lugares antes de encontrar los exteriores apropiados para la película.

USO INCORRECTO:

  • No se considera correcto el uso de la forma hubieron cuando el verbo haber se emplea para denotar la presencia o existencia de personas o cosas, pues con este valor haber es impersonal y, como tal, carece de sujeto (el elemento nominal que aparece junto al verbo es el complemento directo) y se usa solo en tercera persona del singular. Son, pues, incorrectas oraciones como Hubieron muchos voluntarios para realizar esa misión o No hubieron problemas para entrar al concierto; debe decirse Hubo muchos voluntarios para realizar esa misión o No hubo problemas para entrar al concierto.

REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Consultas Lingüísticas (Preguntas más frecuentes)
www.realacademiaespañola.es


 

 

 

 

 

Habemos(regresar al índice)

USOS INCORRECTOS:

  • En la lengua culta actual, la primera persona del plural del presente de indicativo del verbo haber es hemos, y no la arcaica habemos, cuyo uso en la formación de los tiempos compuestos de la conjugación es hoy un vulgarismo propio del habla popular que debe evitarse en el habla culta; así, no debe decirse Habemos visto a tu hermano, sino Hemos visto a tu hermano.
  • También debe evitarse en el habla culta el uso de habemos con el sentido de ‘somos o estamos’, puesto que el verbo haber, cuando se emplea para denotar la presencia o existencia de personas o cosas, es impersonal y, como tal, se usa solo en tercera persona del singular: Hay pocos solteros en el pueblo; Había tres personas en la habitación. Por lo tanto, si quien habla desea incluirse en la referencia, no debe emplear el verbo haber en primera persona del plural, como se hace a veces en el habla popular, recurriendo, para el presente de indicativo, a la forma habemos:Habemos pocos solteros en el pueblo, Habemos tres personas en la habitación; debe decirse Somos pocos solteros en el pueblo, Estamos tres personas en la habitación.

USO CORRECTO:

  • Solo es admisible hoy en la lengua culta el uso de la forma habemos como primera persona del plural del presente de indicativo de la expresión coloquial habérselas con una persona o cosa (‘enfrentarse a ella o tratar con ella a la fuerza’): Ya saben con quién nos las habemos; Nos las habemos con un asesino despiadado.

           
REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Consultas Lingüísticas (Preguntas más frecuentes)
www.realacademiaespañola.es


 

 

 

 

 

 

Av. 25 de Mayo 972 c/ EEUU   Asunción - Paraguay
Teléfono: (595) 21 442 841 e-mail:aparle1927@hotmail.com